martes, 19 de abril de 2016

Inscrita

En la mirada frondosa hacia el inmenso bosquejo de mi vida
queriendo nivelar con la precisión necesaria del estibador
de nuevo esos ojos-luna.


-Coloquio aquí y allí, de formas y motivos; no-.

-Mutuo fulgor sin voz alguna; y es que quiero-.

-Pareces placer a lo exótico y cruel, igual que aiguaste al crimen devorador-.


A los lejos, quienes ayer alforces y hoy halcones, reclaman palabras nuestras.
Ni habiendo como hay contables golpes y fisuras soy capaz
de alejar el impulso que rocias a modo de oxígeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada