sábado, 2 de abril de 2016

Vino

Son algunos, no muchos.

Días en los que me golpea.

Me quema la lengua de fuego
del recuerdo de sentir.

El estar y querer seguir sin a quien herir.

En estos pocos amago un sollozo.

Y casi como al nacer.

Cae un muro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario